fbpx
Colors: Cyan Color

El presidente brasileño volvió a subestimar la enfermedad este domingo. En tanto, el Congreso decretó tres días de luto en homenaje a las víctimas fatales.

Brasil se encamina a convertirse en el epicentro de la pandemia de coronavirus (COVID-19) en América Latina, con más de 10 mil víctimas fatales y 150 mil casos positivos. De hecho, en las últimas 24 horas, registraron 730 nuevos fallecidos (10.627 en total) y 10.611 contagiados (155.939).

Tras conocerse el preocupante reporte, el Congreso de Brasil decretó luto oficial por tres días en tributo a los muertos por la enfermedad de la pandemia.

A pesar de que la situación en ese país se complica día tras día, el presidente Jair Bolsonaro sigue haciendo oídos sordos a las recomendaciones de las autoridades sanitarias sobre evitar la aglomeración de la gente.

En las últimas horas, el mandatario se mostró dando un paseo en jet-ski en el lago Paranoá de Brasilia y en un video grabado por la tripulación de un barco, subestimó otra vez la enfermedad: "Es una neurosis. El 70% (de la población) contraerá el virus".

En otro sector de la capital brasileña, simpatizantes del mandatario realizaron marchas apoyándolo, donde también mostraron carteles en contra del Congreso y el Supremo Tribunal Federal (STF).

 

 

Agentes de la Prefectura Naval de Ciudad del Este, Paraguay, en dos embarcaciones y con visión nocturna, buscaron a los cuatro paraguayos desaparecidos en el río Paraná tras un choque fluvial.

Ayer lunes por la tarde, alrededor de las 19:20, Jonathan Nahuel Báez, David Molas, José Molas y Javier Molas desaparecieron en el río Paraná.

Los citados regresaban del territorio brasileño en una canoa cuando fueron embestidos por una embarcación de la Policía Federal, según informó a la Policía paraguaya uno de los cuatro sobrevivientes del incidente.

La Prefectura Naval de Ciudad del Este desplegó dos embarcaciones hacia la escena del choque fluvial, frente al lugar conocido como “muelle”, en la divisa entre Presidente Franco y Ciudad del Este.

Un adolescente de 16 años logró sobrevivir al trágico suceso y comentó lo ocurrido a los agentes de la Policía Nacional.

El comisario Antonio Huerta, director de Prevención y Seguridad de la Dirección de Policía de Alto Paraná, manifestó que las personas estaban cruzando desde Brasil hasta el territorio paraguayo, cuando en un momento dado fueron interceptadas por una flota de la Policía Federal brasileña, quienes los embistieron y de cuya consecuencia todos cayeron al agua.

Cuatro personas lograron llegar a la orilla, mientras que los demás se encuentran desaparecidos.

El comisario Huerta informó que la Armada Nacional realiza una intensa búsqueda de las personas y que hay una lancha en el río Paraná realizando los trabajos en la zona.

"Si no tenemos un resultado positivo en el transcurso de la noche, estaríamos siguiendo mañana en el transcurso del día para buscar los cuerpos, si es que realmente desaparecieron en aguas del río Paraná", informó.

El jefe policial dijo que todas las personas que estaban en la embarcación son estibadores de la zona de Remansito y todos los días realizan transporte de mercaderías.

 

Fuente: Última Hora y ABC Color.

Con 114.715 contagios (6.935 en el último día), según informó este martes por la tarde el Ministerio de Salud, Brasil se mantenía como el noveno país con más casos confirmados de Covid-19 y el primero de América latina en ambos rubros.

Brasil, el séptimo país con más muertes por coronavirus en todo el mundo, reportó hoy la cifra sin precedentes de 600 decesos en las últimas 24 horas, lo que elevó el total a 7.921.

Asimismo, con 114.715 contagios (6.935 en el último día), según informó este martes por la tarde el Ministerio de Salud, Brasil se mantenía como el noveno país con más casos confirmados de Covid-19 y el primero de América latina en ambos rubros.

Por otra parte, se investigaban otros 1.579 fallecimientos sospechosos de haber sido causados por coronavirus y 48.221 personas (equivalentes a 42% del total de casos confirmados) se curaron después de haber sido infectadas.

El aumento de la cantidad diaria de contagios (ayer habían sido 6.633) y de decesos (296) había sido previsto por las autoridades sanitarias, que advirtieron que los datos del fin de semana terminan de consolidarse los días martes.

De hecho, el secretario de Prevención de la Salud, Wanderson de Oliveira, afirmó que de los 600 fallecimientos registrados hoy sólo 25 ocurrieron en las últimas 24 horas, mientras 99 sucedieron en los dos días previos y las restantes son incluso anteriores.

“No son 600 muertes que ocurrieron en las últimas 24 horas sino que hubo un cambio en la clasificación” de las estadísticas, dijo el funcionario, según el diario Folha de Sao Paulo.

Oliveira resaltó que en el balance oficial aún no aparecen reflejados los resultados de los exámenes realizados por laboratorios privados y aseguró que el gobierno se comprometió a efectuar unos 46 millones de exámenes, equivalentes a 22% de la población del país.

El estado San Pablo, el más poblado y el más castigado por la pandemia en términos absolutos, acumulaba 34.053 casos confirmados y 2.851 muertes, incluida hoy la de un bebé de un año, seguido por Río de Janeiro, con 12.391 contagios y 1.123 decesos.

En cambio, si se relaciona el número de casos con la población, los estados más afectados son Amapá y Amazonas, con 2.283 y 1.957 por cada millón de habitantes, respectivamente.

Según cálculos del Ministerio de Salud, el pico de la pandemia se producirá entre fines de este mes y junio, aunque no es posible precisar con exactitud una fecha, que dependerá en buena medida de las medidas que adopte cada uno de los 27 estados del país, informó la agencia de noticias EFE.

El Reino Unido ha superado a Italia en el mayor número de muertes oficiales por el nuevo coronavirus en Europa, según mostraron las cifras publicadas, aumentando la presión sobre el primer ministro Boris Johnson sobre su respuesta a la crisis.

Las cifras semanales de la Oficina de Estadísticas Nacionales de Gran Bretaña (ONS) agregaron más de 7,000 muertes en Inglaterra y Gales en la semana al 24 de abril, elevando el total para el Reino Unido a 32,313.

Según los datos hasta ahora, solo Estados Unidos, con una población casi cinco veces mayor, ha sufrido más muertes confirmadas por el virus que Gran Bretaña.

Las cifras del martes se basan en las menciones del certificado de defunción de COVID-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, incluidos los casos sospechosos.

Si bien las diferentes formas de contar dificultan las comparaciones con otros países, la cifra confirmó que Gran Bretaña se encontraba entre los más afectados por una pandemia que ha matado a más de 250,000 en todo el mundo.

"El Reino Unido ha sido muy golpeado en esta ola de COVID-19 y cada muerte (habrá) traído tristeza a las familias", dijo el profesor James Naismith de la Universidad de Oxford, quien es director del Instituto de investigación médica Rosalind Franklin.

Los políticos de la oposición dijeron que las cifras demostraban que el gobierno era demasiado lento para proporcionar suficiente equipo de protección a los hospitales e introducir pruebas masivas.

"Me sorprendería si, cuando miramos hacia atrás, no pensamos: sí, podríamos haber hecho algo diferente allí", dijo el principal asesor científico del gobierno, Patrick Vallance, en respuesta a las preguntas de los legisladores sobre las pruebas.

Respondiendo a las cifras de la ONS, un portavoz de Downing Street señaló los recientes comentarios de Johnson de que Gran Bretaña había superado el pico de la enfermedad pero se encontraba en una "fase peligrosa".

También citó el consejo del director médico de Inglaterra, Chris Whitty: "Diferentes países están registrando cosas diferentes en relación con las muertes".

Italia y España, los próximos países europeos más afectados, tienen poblaciones más pequeñas que Gran Bretaña, lo que complica aún más las comparaciones.

"Dibujar un gráfico con los Estados Unidos en la parte superior y el Reino Unido en segundo lugar no es útil, pero una vez que comience a desglosar al observar a la población, deberíamos estar haciendo preguntas serias sobre qué es diferente", dijo Carl Heneghan, profesor de evidencia. medicina basada en la Universidad de Oxford.

"¿Por qué seis países se ven desproporcionadamente afectados?" Heneghan agregó, refiriéndose a una lista dominada por Europa.

A los ministros no les gustan las comparaciones del número total de muertes, diciendo que el exceso de mortalidad, el número de muertes por todas las causas que exceden el promedio para la época del año, es más significativo porque es internacionalmente comparable.

Reuters.

Fue el peor día para Brasil en la pandemia: 474 personas murieron en las últimas 24 horas y los fallecidos alcanzaron 5.017, superando la cuenta de decesos del país asiático.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se desentendió este martes de la crisis sanitaria luego de que el país superara a China en muertes por coronavirus, al minimizar nuevamente la pandemia y asegurar que no puede hacer "milagros" para evitar los fallecimientos.

"¿Y a mí, qué? Lo lamento. ¿Qué quieren que haga? Soy Messias, pero no hago milagros", dijo Bolsonaro esta noche a periodistas en el Palacio de la Alvorada, la residencia presidencial, al hacer un juego de palabras con su segundo nombre.

Fue el peor día para Brasil en la pandemia: 474 personas murieron en las últimas 24 horas y los fallecidos alcanzaron 5.017, superando la cuenta de decesos de China.

En forma paralela, el ministro de Salud, Nelson Teich, reconoció que hay un "agravamiento de la situación", sobre todo en ciudades con colapso en las unidades de terapia intensiva, como Manaos, capital del estado norteño Amazonas, y en la ciudad de Río de Janeiro.

Bolsonaro habló con la prensa sobre temas políticos y adjudicó al ministro Teich hablar de la pandemia "porque es el especialista".

Sin embargo, se negó a calificar la advertencia que hizo su principal aliado en el mundo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que afirmó que Brasil está yendo en otra dirección que otros países de Sudamérica en la lucha contra la pandemia.

"Cada país es una realidad, no estoy de acuerdo ni en desacuerdo", dijo sobre Trump.

Pero volvió a minimizar la pandemia, a la que había calificado como "gripecita" hace un par de semanas.

"Lamento la situación que estamos pasando, nos solidarizamos con las familias que perdieron a sus seres queridos, en gran parte ancianos, pero es la vida, mañana me tocará a mí; lógicamente queremos una muerte digna y dejar una buena historia en el pasado", afirmó.

Bolsonaro insistió en que el virus "va a afectar a 70% de la población" y que morirán los que tengan otras enfermedades, sobre todo los ancianos.

"Lamentablemente es la realidad, muertes habrá, nadie negó eso", dijo el presidente, quien combatió desde el inicio las medidas de cuarentena y aislamiento social que tomaron gobernadores e intendentes.

El estado San Pablo, que concentra 45% de los casos, lanzó un alerta para que la población se quede en sus casas ya que en la capital homónima y en su cordón industrial la ocupación de terapia intensiva era de 80%.

Zonas de favelas tienen sus hospitales colapsados en el norte y el este de la ciudad de San Pablo, la mayor urbe de Brasil y América del Sur.

 

Télam. 

Most Read