fbpx
Colors: Cyan Color

En 24 horas, Brasil sumó 13.140 casos y superó a Reino Unido en casos, aunque no en muertes, ya que han fallecido 35.000 británicos por la enfermedad.

Brasil registró este lunes 674 muertes por el Covid-19 y los fallecidos suman ahora 16.792, mientras superó al Reino Unido en la cantidad de casos, al registrar 254.220, informó hoy el Ministerio de Salud.

De ese modo, Brasil se convirtió en el tercer país con mayor cantidad de casos de coronavirus en el mundo.

Los números pueden crecer a partir de mañana y hasta el sábado debido a que los de hoy responden a casos detectados en laboratorios el domingo, cuando existe menos personal para captar el volumen de los análisis.

El estado de San Pablo, que concentra un tercio de las víctimas brasileñas, por el momento no adoptará el lockdown (cierre total) pese a que se alcanzó en algunos lugares el 91% de camas ocupadas de terapia intensiva.

La ciudad de San Pablo, capital del estado homonómo y la urbe más poblada de Sudamérica, aprobó hoy adelantar feriados a partir del miércoles, para permitir el cese de actividades casi total hasta el domingo.

El presidente Jair Bolsonaro, quien defiende el cese de las medidas que bloquean la actividad económica, evaluaba la nominación de un nuevo ministro de Salud alineado con la liberación de la cloroquina, remedio contra la malaria, para ser diagnosticado como primera medida contra el coronavirus.

El ministerio está a cargo del general Eduardo Pazzuello, viceministro del área hasta el jueves, cuando renunció el ministro Nelson Teich, por negarse a aprobar el protocolo que pone a la cloroquina como solución, pese a que no es recomendada por los médicos.

La muerte de tres personas privadas de libertad por Covid-19 en la cárcel de Palmasola en Santa Cruz obligó al personal médico a aislar a 53 reos para contener la propagación del virus, informó el secretario de Gobierno de la Gobernación, Vladimir Peña.

A la fecha en la prisión existen 25 casos confirmados de coronavirus y se aguardan los resultados de las pruebas realizadas a otros tres internos que murieron con síntomas de tener la enfermedad.

“Respecto a la atención, tenemos dos centros (de aislamiento) funcionando, uno para sospechosos en el PC4 y otro para contagiados con sintomatología leve”, señaló.

La Gobernación y la Alcaldía implementaron el fin de semana 120 camas de internación en las dos infraestructuras que se habilitaron para contener la pandemia en el reclusorio.

Respecto a la situación de los fallecidos, Peña precisó que el último interno de 41 años perdió la vida mientras recibía atención médica en el hospital San Juan de Dios y mencionó que los otros dos decesos se registraron fuera de centros de salud.

“Queremos hacer un llamado nuevamente a las autoridades judiciales a que desde este lunes puedan celebrarse las audiencias para poder evitar mayor contagio. Estamos conteniendo la pandemia, pero necesitamos que se inicie con el descongestionamiento de grupos vulnerables”, puntualizó.

El recinto alberga a 5 mil reclusos, por lo que la emergencia sanitaria preocupa a autoridades gubernamentales.

INDULTO BENEFICIARÁ A 250 PRESOS

El presidente del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, Efraín Chambi, informó que el descongestionamiento carcelario beneficiará a 250 internos de Palmasola.

Detalló que las audiencias serán virtuales y acotó que el Ministerio Público y Defensa Pública concretaron acuerdos con reos que no tienen sentencia para que se sometan a un proceso abreviado.

 

La Prensa.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recibió hoy un claro apoyo de los países para seguir liderando la respuesta global a la pandemia, mientras que una primera evaluación independiente aprueba su actuación y señala que los países no pueden pretender transferirle sus propias responsabilidades.

"La respuesta de la Secretaría de la OMS al covid-19 fue más rápida que frente a las epidemias del SARS y del MERS (dos coronavirus anteriores que circularon entre humanos), pero esto no provocó una acción rápida por parte de todos los Estados miembros", concluye en su primer informe el Comité Independiente de Supervisión de la organización.

El documento, publicado coincidiendo con el primer día de la asamblea mundial de la OMS, la instancia de control recomienda que los países revisen el Reglamento Sanitario Internacional, que guía las acciones de la OMS en tiempos de crisis sanitarias, por el desfase que parece haber entre lo que son sus obligaciones y las expectativas de los países.

Estados Unidos ha liderado en las últimas semanas los ataques contra la OMS, a la que ha acusado de gestionar mal la pandemia y de haber supuestamente encubierto a China al inicio de esta crisis.

Esas acusaciones han tenido eco en las redes sociales y han alimentado todo tipo de teorías que ponen a la OMS en el centro de una trama conspirativa internacional.

"En el intento por soslayar el brote, hay un país que no hizo gala de transparencia y la OMS también fracasó en su misión de compartir la información con todos y de buena fe, esto no puede volver a ocurrir. La OMS debe cambiar", dijo el secretario de Salud de EEUU, Alex Azar, en su intervención en la asamblea

Al inaugurar esta cita, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, apoyó las solicitudes para que haya un evaluación de la forma de cómo han actuado él y su equipo durante la pandemia.

En este sentido, respaldó una resolución que la Unión Europea ha presentado a la asamblea mundial proponiendo una revisión completa e imparcial de las decisiones tomadas por la cúpula de la OMS.

Sin embargo, el informe del Comité Independiente de Supervisión sostiene que tal evaluación no sólo debe incluir a la OMS, sino también "las acciones de los Estados miembros en respuesta a la pandemia de covid-19".

Tras conocerse en los primeros días de enero sobre el brote del nuevo coronavirus en China y en las semanas que siguieron, los países reaccionaron de forma muy diversa a esa información: algunos aplicaron rápidamente las directivas de la OMS y otros hasta se adelantaron a ellas, pero una parte minimizó los riesgos y solo tomaron medidas cuando la gravedad de la situación ya era obvia.

"Yo mismo iniciaré una evaluación independiente en cuanto pueda para examinar las lecciones aprendidas y emitir recomendaciones que mejoren la capacidad de respuesta a las pandemias, en los niveles nacional y mundial", dijo Tedros.

El Comité Independiente de Supervisión advirtió que precipitar esa evaluación -como demandan los críticos de la OMS- y realizarla en plena respuesta (al covid-19) podría perjudicar su capacidad para una acción efectiva.

Los miembros de ese comité son personalidades destacadas en el mundo de la ciencia y proceden de diversas regiones. Su presidenta es la británica Felicity Harvey y entre sus miembros está el estadounidense Jeremy Konynkyk, exdirector de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo (USAID).

En medio de la polémica desatada por las acusaciones del presidente de EEUU, Donald Trump, y su decisión de retirar toda su financiación a la OMS, presidentes y ministros de Salud de decenas de países desfilaron hoy virtualmente en la asamblea mundial para confirmar su respaldo a la organización.

"La OMS son sus Estados miembros y depende de nosotros que pueda cumplir plenamente su rol en esta pandemia", dijo el presidente de Francia, Emmanuel Macron, quien prometió un "aumento substancial del apoyo financiero" de su país a esta entidad.

La canciller alemana Angela Merckel recordó que "la OMS es la organización con legitimidad en el ámbito de la salud" y que sus miembros deben trabajar para garantizar su financiación de forma duradera.

Por su parte, el presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, afirmó que "la OMS fue instrumental en la orientación y apoyo a los gobiernos africanos", cuyos países son altamente vulnerables al coronavirus.

 

EFE

Se registró un alarmante número de contagios en el vecino indicaron fuentes gubernamentales del Ministerio de Salud.

Con casi 15.000 contagios en las últimas 24 horas, Brasil se convirtió en el cuarto país con más casos confirmados de coronavirus en el mundo, mientras un militar sin experiencia en asuntos sanitarios se convirtió en el tercer ministro de Salud desde que comenzara la pandemia.

El Ministerio de Salud reportó 14.919 nuevos contagios, que elevaron el total de casos confirmados en Brasil a 233.142, con lo que superó a España e Italia y pasó a ser el cuarto país con más casos en el mundo, detrás de Estados Unidos, Rusia y el Reino Unido.

Brasil había iniciado esta semana en el octavo lugar entre los países con más casos, y días atrás había superado a Francia y Alemania, y trepado al sexto puesto.

Asimismo, se registraron 816 nuevas muertes -por tercer día consecutivo por encima de la barrera de las 800-, por lo que sumaban 15.633 las personas fallecidas desde que se reportara el primer deceso por la pandemia, el 16 de marzo pasado.

Mientras tanto, el general Eduardo Pazuello, sin experiencia en el área, asumió hoy como ministro interino de Salud de Brasil tras la renuncia de los dos últimos titulares por discrepar con el presidente Jair Bolsonaro sobre los métodos para contener el avance de la pandemia.

Paralelamente, el mandatario volvió a criticar las medidas de distanciamiento social adoptadas por gobiernos de la región para combatir la Covid-19.

“El desempleo, el hambre y la miseria será el futuro de aquellos que apoyen la tiranía del aislamiento social”, afirmó Bolsonaro en un mensaje en su cuenta en Twitter.

Pazuello, que en abril había sido nombrado viceministro de Salud, ejercerá interinamente como titular de la cartera hasta que el jefe del Estado decida al sustituto de Nelson Teich, que renunció ayer, informó el ministerio en Twitter.

"El general Pazuello asume interinamente el ministerio; conozca su currículum que incluye diversas condecoraciones por su trabajo", dijo la publicación, que enumeró los cargos ejercidos a lo largo de su carrera como oficial del Ejército brasileño, ninguno vinculado al área de Salud, según EFE.

Pazuello, igual que Bolsonaro, se formó como oficial y paracaidista en la Academia Militar de Agujas Negras, y se especializó en comando y en políticas y estrategias aeroespaciales, según los datos divulgados por el Ministerio de Salud.

Gran parte de su carrera se desarrolló en el área de logística de las Fuerzas Armadas, y entre los cargos que desempeñó se destacan el de coordinador de logística del Ejército durante los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro-2016 y el de comandante de la Base Logística en la triple frontera entre Brasil, Argentina y Paraguay.

El militar asumió interinamente en el lugar de Teich, que ayer renunció al cargo que ocupó por 28 días y que, pese a que no explicó los motivos de su decisión, tenía públicas divergencias con Bolsonaro en torno a las estrategias para combatir la pandemia en Brasil.

Bolsonaro pretende cambiar el protocolo del sistema de salud para aplicar la cloroquina desde el inicio del tratamiento contra la enfermedad.

Teich, médico oncólogo, también discrepó con el jefe del Estado en la decisión de relativizar hasta casi negar la gravedad de la pandemia y en criticar las medidas de distanciamiento social, algo que también marcó la salida de su antecesor, Luiz Henrique Mandetta.

Teich había manifestado su apoyo al confinamiento social como herramienta de combate a la pandemia y dijo que lo sorprendió la decisión del jefe del Estado de autorizar el funcionamiento de salones de belleza y gimnasios.

Con Pazuello, nombrado viceministro como parte de la estrategia de Bolsonaro -capitán retirado del Ejército- de darle cargos estratégicos en su gobierno a oficiales de las Fuerzas Armadas, llega a nueve el número de titulares de entre los 22 ministerios en su administración.

España tiene como objetivo reabrir las fronteras a fines de junio, ya que las muertes cayeron por debajo de 100 por segundo día consecutivo.

La semana pasada, Madrid sorprendió a sus socios de la Unión Europea al imponer una cuarentena de dos semanas a todos los viajeros extranjeros y mantener efectivamente cerradas las fronteras, diciendo que era necesario para evitar una segunda ola de COVID-19.

Pero la medida debía ser temporal y el ministro de Transporte, José Luis Abalos, dijo que se eliminaría en forma paralela a los viajes permitidos dentro de España.

"No podemos permitir que los extranjeros viajen mientras la población española está confinada", dijo a la emisora ​​TVE. "Desde finales de junio, comenzaremos la actividad turística, espero ... Debemos hacer de España un país atractivo desde el punto de vista de la salud".

El turismo representa más del 12% de la producción económica de España. Incluso con la reapertura de las fronteras a fines de junio, los ingresos de la industria caerán entre 93 mil millones ($ 100 mil millones) y 124 mil millones de euros ($ 134 mil millones), estima el grupo de presión Exceltur.

España registró 59 muertes durante la noche por coronavirus, el segundo día que registró menos de 100 y la cifra más baja en dos meses, dijo el ministerio de salud.

El número de muertes acumuladas aumentó a 27,709, mientras que los casos aumentaron a 231,606 el lunes desde 231,350 el día anterior.

"Los datos de hoy son realmente buenos en comparación con lo que hemos visto hasta ahora", dijo el jefe de emergencias sanitarias, Fernando Simon, a los periodistas.

Simon dijo que la tasa de mortalidad había disminuido de alrededor del 11% durante el pico máximo del virus a fines de marzo en España a menos del 2% para aquellos que desarrollaron síntomas entre el 27 de abril y el 3 de mayo.

Alentada por las estadísticas, España está disminuyendo lentamente un estricto bloqueo desde mediados de marzo, lo que había significado durante semanas que la gente ni siquiera podía salir a hacer ejercicio.

Reuters

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, rechazó este jueves la comparación realizada con Argentina por la gestión de la crisis del coronavirus y respondió que el país vecino "va camino al socialismo".

Cuestionado sobre la diferencia de muertos por coronavirus entre Argentina y Brasil, el líder de la ultraderecha brasileña sugirió que la comparación entre los dos países debería ser realizada de forma proporcional a la población de ambos y no en números absolutos.

"Es sólo hacer la cuenta por millón de habitantes, pero hablemos de Suecia, que no cerró la economía. Ustedes hablan del lado ideológico, ustedes hablan de un país que camina hacia el socialismo, que es la Argentina", dijo Bolsonaro.

Brasil tiene 210 millones de habitantes, más de cuatro veces y media más que los 44 millones de Argentina. Además, el gobierno nacional de Brasil nunca apoyó medidas estrictas de aislamiento social, mientras que la Argentina defienden una cuarentena desde la última semana de marzo.

Por eso, tras cuestionar al gobierno de Alberto Fernández, el mandatario brasileño volvió a la carga contra el cierre total o medidas de cuarentena que tomaron los gobernadores de su país desde marzo, sobre todo porque aún no ha llegado el pico a Brasil.