fbpx
Milagroso aterrizaje de un avión en un campo de maíz cerca de Moscú

Funcionarios rusos han comunicado este jueves que un avión de pasajeros ha realizado un aterrizaje de emergencia en un campo fuera de uno de los aeropuertos de Moscú, hiriendo al menos a 23 personas. La aeronave, Ural Airlines A321, con 226 pasajeros y una tripulación de siete personas ha chocado con una bandada de pájaros mientras despegaba el jueves del aeropuerto Zhukovsky de Moscú.

Los motores del avión dejaron de funcionar correctamente después de la colisión, por lo que el piloto se ha visto obligado a hacer un aterrizaje de emergencia en un campo de maíz a aproximadamente 1 kilómetro del aeropuerto. Las autoridades sanitarias rusas han informado que cinco de los heridos son niños.

Más allá del susto y de los heridos, el accidente no ha dejado ninguna víctima de gravedad. Los pasajeros han agradecido enormemente la profesionalidad de la tripulación, que en ningún momento ha perdido la calma, y que ha puesto a salvo a todo el mundo. Muestras especiales de aprecio para el piloto, al que muchos han tildado de héroe. El gobernador de la región de Sverdlovsk ya ha propuesto enviar a la tripulación a los premios estatales.

Los medios rusos explican que no ha habido fuego en el aparato en ningún momento y que la tripulación tuvo que desplegar los toboganes hinchables para que todo el mundo pudiera bajar del avión. Las autoridades han iniciado una investigación para recabar más detalles del suceso.

Un aterrizaje similar ocurrió anteriormente en 1990. Un Aeroflot que volaba de Basilea a Moscú se vio obligado a bajar a un campo de maíz tras iniciarse un incendio a bordo. No había pasajeros a bordo más allá de la tripulación, que sobrevivió.

 

Milagroso aterrizaje de un avión en un campo de maíz cerca de Moscú

Milagroso aterrizaje de un avión en un campo de maíz cerca de Moscú

Funcionarios rusos han comunicado este jueves que un avión de pasajeros ha realizado un aterrizaje de emergencia en un campo fuera de uno de los aeropuertos de Moscú, hiriendo al menos a 23 personas. La aeronave, Ural Airlines A321, con 226 pasajeros y una tripulación de siete personas ha chocado con una bandada de pájaros mientras despegaba el jueves del aeropuerto Zhukovsky de Moscú.

Los motores del avión dejaron de funcionar correctamente después de la colisión, por lo que el piloto se ha visto obligado a hacer un aterrizaje de emergencia en un campo de maíz a aproximadamente 1 kilómetro del aeropuerto. Las autoridades sanitarias rusas han informado que cinco de los heridos son niños.

Más allá del susto y de los heridos, el accidente no ha dejado ninguna víctima de gravedad. Los pasajeros han agradecido enormemente la profesionalidad de la tripulación, que en ningún momento ha perdido la calma, y que ha puesto a salvo a todo el mundo. Muestras especiales de aprecio para el piloto, al que muchos han tildado de héroe. El gobernador de la región de Sverdlovsk ya ha propuesto enviar a la tripulación a los premios estatales.

Los medios rusos explican que no ha habido fuego en el aparato en ningún momento y que la tripulación tuvo que desplegar los toboganes hinchables para que todo el mundo pudiera bajar del avión. Las autoridades han iniciado una investigación para recabar más detalles del suceso.

Un aterrizaje similar ocurrió anteriormente en 1990. Un Aeroflot que volaba de Basilea a Moscú se vio obligado a bajar a un campo de maíz tras iniciarse un incendio a bordo. No había pasajeros a bordo más allá de la tripulación, que sobrevivió.

 

Most Read